Las Terapias de Charlie | Au revoir ídolo!
3476
post-template-default,single,single-post,postid-3476,single-format-video,bridge-core-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-18.0.4,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

Au revoir ídolo!


Es con muchísima emoción que me despido de ti, Charles, GRAN cantante pero antes que nada GRAN hombre.

Siempre me emocionaste y siempre seguiré escuchándote. Eres una de los pocos que me hacen llorar de emoción por lo que me transmitiste vía tus letras, música y forma de contar historias. Siempre fuiste un ejemplo para mi, alguien que luchó para alcanzar sus metas y nunca olvidó de donde venía.

 

Comprometido en la causa de su pueblo Armenio

 

Además de un gran artista, Aznavour fue un ser humano excepcional. Francés de origen armenio, era un hombre comprometido con la causa de su pueblo, víctima de un genocidio, del que su propia familia había debido huir.

La familia Aznavour «escondió a una cantidad de personas perseguidas por los nazis; Charles y su hermana Aida estaban comprometidos en actividades de rescate», decía el comunicado de la presidencia israelí.

 

 

Y para mi, tus temas nunca serán fuera de moda, como tampoco los placeres hablados en tu tema «Les plaisirs démodés», que me encanta bailar!!

 

 

Les plaisirs démodés. (Charles Aznavour / Georges Garvarentz, 1972).

Aznavour se sumerge en la nostalgia y convierte la pista de una discoteca de moda en una elegante sala de baile vestida de blanco y negro mientras una pareja se desliza sobre ella como si fueran una réplica de Fred Astaire y Ginger Rogers. Como otras canciones del cantante, el tema gozará de una excelente segunda vida musical en su versión en inglés, The Old Fashioned Way que hasta hubiera firmado el mismísimo Cole Porter.

 

 

«¿Cuáles eran mis puntos débiles? Mi voz, mi estatura (no llegaba a 1,65 metros), mis gestos, mi falta de cultura e instrucción, mi falta de personalidad«, reconocía Aznavour.

«Pero tenacidad no me faltaba y fue eso lo que compensó«, explicaba el compositor e intérprete, que vendió en vida más de 150 millones de discos todo el mundo, tenía más de 1.200 canciones y más de 250 discos publicados.

 

El secreto de Charles Aznavour : «Una mezcla de trabajo duro, de creer en lo que haces, de no seguir modas efímeras, de apostar siempre por la calidad o, como artista, de nunca subestimar o perder contacto con el público. Nosotros no somos nada sin el público».

 

 

LA BOHÊME. El tema que me hizo asumir mi alma de artista.

Quedara de mis temas preferidos de la vida. Amo esta canción, la siento, la vibro. Y es escuchándola con lagrimas que me escribo esta nota.

 

La bohème. (Jacques Plante/ Charles Aznavour, 1966).

La canción formaba parte del musical Monsieur Carnaval escrito para una de las estrellas de la opereta francesa, Georges Guétary. El tema rápidamente se “independiza” mientras la opereta original con el paso del tiempo quedará en un discreto olvido. Este tema argumenta a la vida del artista, el paso del tiempo y los siempre frágiles sueños de juventud.

 

Los dejo las letras, que nunca me cansare de cantar y tener en mente :

 

Je vous parle d’un temps
Que les moins de vingt ans
Ne peuvent pas connaître
Montmartre en ce temps-là
Accrochait ses lilas
Jusque sous nos fenêtres
Et si l’humble garni
Qui nous servait de nid
Ne payait pas de mine
C’est là qu’on s’est connu
Moi qui criait famine
Et toi qui posais nue

 

La bohème, la bohème
Ça voulait dire
On est heureux

La bohème, la bohème
Nous ne mangions qu’un jour sur deux

 

Dans les cafés voisins
Nous étions quelques-uns
Qui attendions la gloire
Et bien que miséreux
Avec le ventre creux
Nous ne cessions d’y croire
Et quand quelque bistro
Contre un bon repas chaud
Nous prenait une toile
Nous récitions des vers
Groupés autour du poêle
En oubliant l’hiver

 

La bohème, la bohème
Ça voulait dire
Tu es jolie
La bohème, la bohème
Et nous avions tous du génie

 

Souvent il m’arrivait
Devant mon chevalet
De passer des nuits blanches
Retouchant le dessin
De la ligne d’un sein
du galbe d’une hanche
Et ce n’est qu’au matin
Qu’on s’asseyait enfin
Devant un café-crème
Épuisés mais ravis
Fallait-il que l’on s’aime
Et qu’on aime la vie

 

La bohème, la bohème
Ça voulait dire
On a vingt ans
La bohème, la bohème
Et nous vivions de l’air du temps

 

Quand au hasard des jours
Je m’en vais faire un tour
À mon ancienne adresse
Je ne reconnais plus
Ni les murs, ni les rues
Qui ont vu ma jeunesse
En haut d’un escalier
Je cherche l’atelier
Dont plus rien ne subsiste
Dans son nouveau décor
Montmartre semble triste
Et les lilas sont morts

 

La bohème, la bohème
On était jeunes
On était fous
La bohème, la bohème
Ça ne veut plus rien dire du tout…


Gracias por ser un ejemplo, alguien que luchó para alcanzar sus metas y nunca olvidó de donde venía. Que descanses en paz. 🙏💛🙏

No Comments

Post A Comment